Es recomendable buscar la manera de pagar la deuda atrasada, ya que ello permitirá que en el futuro recupere su condición de ser nuevamente sujeto de crédito.

Los Bancos y entidades financieras pueden ofrecerle alternativas para REFINANCIAR la deuda.

El problema es que muchas veces plantean o imponen condiciones muy difíciles de poder cumplir y que tales condiciones no se ajustan a sus verdaderas posibilidades.

Debe tener en cuenta que al Refinanciar la deuda ésta puede duplicarse por el efecto del mayor tiempo para pagar y los probables altos intereses que pueda aplicar la institución financiera. Ello puede representar un mayor problema para el deudor.

Nuestra Oficina busca en todo momento negociar el pago de la deuda en condiciones viables, factibles y equitativas que permita que la economía familiar del deudor no se vea afectada por el compromiso a asumir.

Ello es factible haciendo ver a la institución financiera las posibles imperfecciones e infracciones detectadas en el crédito. Como por ejemplo: la falta de transparencia en la información y cobro de las verdaderas tasas de interés, comisiones, moras, sistemas de amortización, posibles cláusulas abusivas, entre otros aspectos legales.

Nuestra Oficina legal efectúa una revisión, evaluación e incluso una investigación de cada uno de sus créditos de acuerdo al Código de Protección y Defensa al Consumidor, Ley Nº 29571 y al Reglamento de Transparencia Financiera, a fin de determinar los verdaderos montos a negociar, solicitando a la entidad financiera la corrección de probables errores y/o infracciones detectadas en los créditos.

Realizado todo ello, se podrá acceder a una negociación y a un acuerdo más equitativo entre las partes, procurando siempre que el pago de la deuda sea en condiciones viables y de acuerdo a sus posibilidades a fin de asegurar su cumplimiento.